Dato perfecto para los más pequeños

Preocupados en todo momento por velar del cuidado y la sana entretención de sus dos hijos Damián (3) e Isidora (1), fue como al matrimonio conformado por Alejandra Rodríguez y Cristián Álvarez, actual capitán de Universidad Católica, se les prendió la ampolleta para comenzar a hacer negocios.

My world

La iniciativa consistió en crear y diseñar My World: un recinto de juegos de 300 metros cuadrados y de uso exclusivo para niños desde los seis meses hasta los seis años de edad.

Pero el concepto medular que mueve a este proyecto infantil está inspirado en las experiencias extraídas durante los viajes del futbolista al extranjero.

“Hubo un tiempo en donde viajamos mucho como familia. Así nos dimos cuenta que en países como Israel, Brasil y México había mucha preocupación por tener buenas infraestructuras de juego para los niños. Cosa que acá no existe demasiado y por eso nos animamos a dar el primer paso y probar suerte en este nicho de mercado”, comenta Rodríguez.

-¿Pero se trata de una sala de juegos o una sala cuna?

-Ese fue uno de los primeros problemas que tuvimos como emprendimiento. Se trata de una sala de juegos en donde se cobra $2.500 por hora. La idea es que los papás también puedan jugar con sus hijos y pasar de un rato agradable junto a ellos.

-¿Qué tipo de entretenciones ofrece My World entonces?

-Pese a que llevamos poco más de tres semanas abiertos a público, tenemos siete mundos o sectores que poseen algo distinto. Hay disfraces, autos, mini cocinas, colchonetas, piscinas de pelotas y todo con lo que un niño quisiera jugar.

Fuente: www.lun.com

Tags:

No comments yet.

Leave a Reply